Acoplando una DLSR al telescopio

La presente página no es exactamente un astrobrico, pero sin embargo, me he decidido ponerla gracias a la considerable suma de ocasiones que me han pedido que explique de qué manera acoplo mi cámara digital al telescopio. Como la mayor parte de las ocasiones, debo comunicarlo vía correo electrónico, pienso que con varias fotografías puede quedar más claro el fácil trámite y las variedades que encontré para acoplarla sin inconvenientes.

Como frecuenta ocurrir en varios puntos de la vida, en el momento en que ahora entendemos llevar a cabo una cierta cosa, lo observamos lo más natural y simple de todo el mundo, pero antes de esto tuvimos que pasar por el oportuno estudio.

El aspecto que voy a procurar argumentar, es uno más de los cientos que nos vamos a encontrar llevando a la práctica la astrofotografía y mi intención es hacer más simple ese sendero para los que se comienzan y que, lejos de ser un escollo que les frene en su principiante afición, sea un pequeño puente que les asista a sobrepasar un obstáculo más hacia su misión.

Existen algunas formas diferentes de acoplar o amoldar nuestra réflex digital al telescopio. Puede ser a través de un adaptador Microstage de Baader, con un Digiscoping y asimismo a través de los tradicionales anillos T-Ring y/o T-Mount.


En mi caso empleo una réflex Olympus Y también-330 y para esto he conseguido los convocados anillos que dan múltiples opciones de adaptación según deseamos fotografiar a foco primario o a proyección por ocular. Por consiguiente les ofrezco un pequeño tutorial visual de de qué manera se realizan esos procesos.

En esta fotografía, observamos el anillo MF-1 de Olympus y a su lado el anillo T-Mount, de Meade , pero que tienen la posibilidad de ser de algún otra marca, su herramienta es exactamente la misma.

En la fotografía siguiente, podemos consultar que hemos quitado el propósito a nuestra cámara y de qué forma hemos arroscado los 2 anillos juntos, el MF-1 metálico y el T-Mount de plástico duro negro, el MF-1 se ajusta al cuerpo de la cámara a través de una rosca de bayoneta, quedando la rosca del T-Mount lista para recibir numerosos complementos del telescopio, como observaremos a continuación.

Aquí ahora observamos como el grupo de los 2 anillos están roscados en el cuerpo de la cámara. Esta operación, como es de sospechar, debe hacerse en ámbito lo más limpio viable, puesto que al estar abierto el portaobjetivo de la cámara es simple que le entre polvo en suspensión, lo que no es nada bueno para el chip de la réflex digital.

Ciertas cámaras, como la Olympus, ahora tienen gadgets que suprimen el polvo que se deposita en el chip automáticamente al arrancar la cámara, pero por si las moscas, es preferible impedir, que sanar.

En este momento hemos puesto en la rosca del anillo T-Mount, un Telextender, el que nos servirá para llevar a cabo fotografías con proyección por ocular, el prolongar nos encaja con perfección en la rosca del anillo exterior, quedando todo el grupo bien estable y seguro.


Debemos llevar a cabo alguna prueba o ensayo, para revisar que el ocular que hemos fijado antes en el Telextender no esté ni bastante distanciado, ni bastante próximo al chip. Unos cuantos o tres de pruebas, nos señalará como es la distancia correcta, sin riesgo de rozar el chip del interior de la réflex.

Una variación del previo sistema por telextender, es acoplar una ocular Hiperión de Baader, dotado de una fina anilla y roscado al cuerpo de la DSLR. Del mismo modo ahora está ya listo para ser incorporado al portaocular del telescopio y evaluar si resulta el foco exacto para fotografiar con nitidez.

Es realmente posible que debamos emplear unos separadores de 25 o 50 mm. que la vivienda Baader tiene ahora previstos para hallar que la distancia del ocular al chip de la cámara sea la correcta para hallar foco. En la próxima fotografía podemos consultar un ocular Hiperión acoplado firmemente a la DSLR. En los dos casos el resultado puede ser idéntico.

En esta otra fotografía, observamos que le hemos añadido al Telextender acoplado a la cámara, un accesorio realmente útil. Hablamos de una Guía Fuera de Eje, como la mayor parte de nosotros sabéis, con esta guía tenemos la posibilidad de llevar a cabo el rastreo visual del objeto a fotografiar o de alguna estrella próxima, que nos señalará si el rastreo es confiable o padece algún movimiento. La guía citada, transporta una rosca, que se amolda al porta ocular del telescopio sin contrariedad.


Otros colegas de afición, eligen otro sistema, consistente en disponer un pequeño refractor encima o paralelo al telescopio primordial y llevar a cabo el rastreo por medio de , bien sea ópticamente, (realmente difícil) o, a través de cámara cámara web o CCD y su oportuno PC portátil.

En este momento podemos consultar que hemos suprimido el Telextender y en lugar de proyección por ocular, nos encontramos listos para entrenar la fotografía a foco primario.
Proseguimos teniendo insertada la Guía Fuera de Eje, con lo que tenemos la posibilidad de revisar si nuestra estrella guía, prosigue estando fija en el campo del ocular y por consiguiente, nuestra fotografía no va a salir movida.

Hemos suprimido asimismo, la Guía Fuera de Eje. Hay otro accesorio que tenemos la posibilidad de emplear en lugar de esta guía, se habla el Flip Mirror. Su herramienta es igual que la guía antes citada, con la excepción de que este, transporta incorporado un espéculo abatible que desvía la imagen del propósito, hacia el ocular ubicado en la parte de arriba, de la misma la Guía.

La distingue está en que la guía transporta un minúsculo prisma, fijo, no abatible, que no mengua un ápice la luz entrante, engañes que el Flip Mirror, debemos acordarnos de bajar el espéculo, a fin de que la cámara logre recibir la imagen. Por supuesto, si no bajamos el espéculo, la fotografía va a salir obscura.
Para mi en lo personal, la Guía en este sentido, es más cómoda.


Nos encontramos ya que, solo con la cámara y el telescopio. Modo de astrofotografía, a foco primario. Nuestra referencia en este momento, para enfocar apropiadamente, debe ser el visor de la cámara o mejor, la pantalla LCD que exactamente la misma réflex tiene dentro . Una vez pensada la estrella, mundo, etcétera. poseemos la oportunidad, por lo menos con mi Olympus Y también-330, de elegir la imagen, ampliarla a diez X y cambiar meticulosamente el enfoque. Una vez creamos bien pensada, con el mando RM-1 a distancia, tenemos la posibilidad de disparar según tiempo de exposición seleccionados.

Como alguno se va a preguntar de qué forma se acoplan, la cámara y el telescopio de manera directa, les coloco el despiece: El accesorio próximo al telescopio, es el Visual Back o reductor de diámetro de 2 » a 1 1/4″, el que deja que otro accesorio que transporta incorporado el Telextender, asimismo reductor de tamaño de diámetro, sea roscado por una parte al anillo T-Mount de la cámara y por el otro lado fijado por 3 tornillos al porta ocular Visual Back, del teles.

Y, ahora finalizado este sencillo tutorial, la imagen del grupo montado y destinado para su puesta en estación, y si Murphy lo deja, vamos a poder entrenar nuestra afición preferida.
Quisiera que sea útil a alguien y le ahorre varios calentamientos de cabeza.
Con esto me doy por satisfecho.