Cámaras apropiadas


Actualmente, ¿quién no posee una pequeña cámara digital? Si, pero como todos entendemos, esta clase de cámaras compactas solamente se emplean en astrofotografía, pues al no tener los objetivos remplazables, como resulta lógico no se tienen la posibilidad de acoplar a ningún telescopio. Este género de cámaras, muchas de , llevan incorporado un zoom que forma una parte del cuerpo de la cámara y, exactamente eso les hace no capaces para su acople con telescopios del tipo que sean.
Sin embargo, no pocos son los fanáticos de la naturaleza, flora, fauna, panoramas, que emplean compactas para fotografiar a grandes distancias.

Emplean para esto un electrónico que les deja mantener la cámara enfrente del ocular del telescopio y con mecanismos de enfoque diversos, alcanzan enfocar apropiadamente y sostener la cámara fija mientras que dura el tiempo de exposición. El electrónico en cuestión se denomina Digiscope, sin el que no habría más opción alternativa que arrimar a pulso lacámara compacta al ocular, con el seguro peligro de que la fotografía va a salir movida. Este modo de fotografiar, recibe el nombre de afocal.
Aparte de estos problemas, debemos tomar en cuenta que en astrofotografía, siendo a la noche, y ser objetivos muy sutiles, los tiempos de exposición deben alargarse y no en todos los casos esas cámaras compactas, tienen más de unos pocos segundos para esto, claramente deficientes para lograr capturar las enclenques nebulosas, galaxias, etcétera. que nos atraen.


Gracias a todos estos imponderables, es lógico meditar que este género de cámaras digitales, no son capaces para capturar astros de cielo profundo, que necesitan al menos, de sobra de 1 minuto en sus atrapas. Pero, en cambio, tenemos la posibilidad de entrenar la astrofotografía con , con el Digiscope citado, en tomas lunares, o planetarias, pues son astrosmuy lumínicos y las exposiciones son muy breves. Evidentemente, que la calidad que conseguiremos de ese modo, no va a ser comparable en lo más mínimo, ni con las réflex ni, por descontando. con las cámara web por fáciles que sean.


Pese a todo, por algo se comienza y tras una agradable vivencia en modo afocal, seguramente nos habremoscontagiado y desearemos presenciar con otros métodos más seguros y eficientes.
Para esto, es más que posible que procuremos utilizar una cámara web.
Nos va a bastar algún modelo fácil, que nos deje sacarle el minúsculo propósito que llevan incorporados.
Vamos a buscar un adaptador que nos deje introducirlo en el porta ocular de nuestro telescopio. Si no podemos encontrar uno comercializado, tenemos la posibilidad de fabricarnos uno simple, nosotros. Los envoltorios de los carretes de fotografías, de plástico duro, son correctos pues su diámetro coincide con los de los oculares de 1 1/4″.
Le practicamos un minúsculo agujero en exactamente el mismo centro del fondo y continuamos a pegar el envase del carrete lo másperpendicular que tengamos la posibilidad a fin de coincida con el pequeño sensor de la cámara web. Una vez bien pegado, ahora tenemosel adaptador listo para ponerlo en el porta ocular del telescopio, procurarle el punto de enfoque y grabar un pequeño vídeo.
Poseemos programas gratis estupendos, destacables para astrofotografía, que nos dejarán conducir ese vídeo logrando por último una foto astronómica, inimaginable. Uno de esos programas gratis puede ser Registax 4.0. Puede dividir los fotogramas, tenemos la posibilidad de escoger los de mejor calidad, los puede apilar, alinear y promediarpara que la imagen final tenga la calidad más alta que se pueda.


Una virtud agregada es que al alinear las fotografías, se soluciona de manera automática el efecto de rotación terrestre que hemos grabado a lo largo de la exposición. Por consiguiente, para hallar fotografías lunares y planetarias, utilizamos este género de programas, con lo que aparte del consiguiente ahorro de dinero, se logra una calidad muy aceptable.
Existe otro programa, quizá más conveniente para fotografías de cielo profundo, se habla del DDS, realmente útil tambiénpara hallar geniales fotografías con datos realmente útiles para la ciencia.

Precisamos sin embargo, un género de cámaras que dejen un tiempo de exposición más largo, si deseamos tomar fotografías del firmamento, que contengan astros demasiado enclenques y sutiles. Esa cámara, debe ser del tipo réflex, con objetivos remplazables, que son al fin y al cabo las más utilizadas por los astro apasionados por su increíble relación calidad/precio aparte de por su bajo nivel de estruendos, que las hace apreciadas para esta afición.
Las cámaras réflex, nos presentan una virtud agregada aparte, la imagen que nos da el visor, es idéntica a la que la cámara captará. Por esto, nos va a bastar con sacarle el propósito a la cámara, acoplarla al telescopio y moviendo el enfocador del mismo hasta hallar un foco especial. Este procedimiento lo llamamos: a foco primario.
Otro procedimiento asimismo muy utilizado, radica en acoplar un ocular al cuerpo de la cámara y adjuntado con esta, acoplarla al telescopio con lo que se alcanzan amplificaciones superiores: procedimiento por proyección por ocular.
Algo fundamental asimismo para fotografías de cielo profundo, es que las réflex en su mayor parte, dejan exposiciones de sobra de 5 minutos con el obturador abierto, ciertas aun con tiempo definido por nuestro operador. Tiempos precisos si deseamos capturar datos muy finos de las nebulosas o de las galaxias.


El primordial enemigo del astro fotógrafo, con el que se procura batallar con las modernas cámaras réflex, es el estruendos.
Entendemos que una imagen tiene estruendos, observando la carencia de nitidez, como una granulación excesiva y también irregular. La causa primordial del estruendos radica en el calentamiento de sensor a lo largo del prolongado alzamiento del espéculo de la réflex.
Sin embargo el estruendos, no hace aparición igual en todas y cada una de las fotografías, es un porcentaje aleatorio que se puede mitigar o eliminar en buena medida, con múltiples técnicas de procesado. Cuantas más imágenes tengamos la posibilidad procesar, del mismo tiempo de exposición, lograremos que los pixeles que de todos modos son los que poseen información del objeto retratado, perduren, al paso que los pixeles estruendosos se marchan difuminando en la medida que empleemos más fotografías.

Y llegamos a las cámaras astrofotográficas más especial, las CCD. Este modelo de cámaras digitales, está diseñadoexclusivamente para astrofotografía. Tienen células peltier u otros gadgets electrónicos, que dejan enfriarel chip CCD, a fin de que al tener el obturador abierto a lo largo de varios minutos, no introduzca estruendos térmico en la captación de señales.


Hoy día, hay modelos tanto en color como monocromas. Los costes se han vuelto más accesibles al paso que la calidad de exactamente las mismas, se vió aumentada exponencialmente, ofertando modelos realmente tentadores, por unos
500 €. Es recibido prácticamente unánimemente que las monocromas proponen un aspecto y una definición superiores a las de color,por lo que, varios colegas hacen las tomas por tresdoblado, una por cada color básico RGB (red, green, blue) esto es colorado,verde y azul. En todos y cada toma, interponen el filtro RGB correspondiente para más tarde, procesarlas con programas detratamiento digital diseñados por y para la astrofotografía, como p. y también. PixInsight.
Con y empleando programas de autoguía, se alcanzan verdaderas maravillas del cosmos, equiparables a las fotosque detallan ciertos observatorios expertos.