Cómo la nave espacial Fermi casi es eliminada por una reliquia de la Guerra Fría

Como científico de telescopios espaciales u operador de satélites, lo último que desea escuchar es que su costosa y posiblemente única (quizás irremplazable) nave espacial está en peligro de colisionar con un pedazo de basura espacial. El 29 de marzo de 2012, se notificó a los científicos del Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi que su nave espacial estaba en riesgo de colisión. Y el objeto que se dirigía hacia la nave espacial Fermi a una velocidad relativa de 44 000 km/h (27 000 mph) no era solo una mancha de pintura o un pequeño perno.

Fermi se enfrentaba a un posible impacto directo de un extinto satélite espía ruso de 1.400 kg (3.100 libras) que data de la Guerra Fría, llamado Cosmos 1805. Si los dos satélites se encontraran en órbita, la colisión liberaría tanta energía como dos y un media tonelada de explosivos de alta potencia, destruyendo ambas naves espaciales y creando más piezas de basura espacial en el proceso.

Pero esta historia tiene un final feliz, con el telescopio Fermi aún en funcionamiento y continuando su misión de mapear la luz de mayor energía del universo, todo gracias a un pequeño control de tráfico orbital.

Puede ver el video aquí para ver la historia completa, o leer más en el sitio web de Fermi sobre cómo el Telescopio Espacial Fermi esquivó una bala veloz.

Deja un comentario