El enfoque de algunos catadiópticos

El enfoque de algunos catadiópticos, un suplicio. Solución un Crayford

Como pasa en la mayor parte de Schmidt-Cassegrain , de forma especial los de calidad estándar baja, el sistema de enfoque que tienen desarrollado, se apoya en el acercamiento o alejamiento de su espéculo primario, hacia el espéculo secundario. Este deslizamiento, adelante o atrás, se efectúa a través de el tubo central del espéculo primario.

Tubo central del primario de un catadióptrico con su espéculo deslizante por medio de .

Como es simple inferir, este deslizamiento no es traje, puesto que por muy esmerada que sea su fabricación, siempre y en todo momento hay una alguna holgura entre el orificio del espéculo primario y el tubo por el que este se desliza. Esto se expone, en el momento en que al procurar afinar más el enfoque, nos pasamos y cambiamos el sentido de giro de la perilla de enfoque del SCT. Entonces como resultado del rápido movimiento del costado del espéculo primario, este se descentra levemente, pero bastante a fin de que el enfoque pierda su precisión.

Este efecto, popular como “image shiff” es un fastidio total en astrofotografía por el hecho de que constantemente, se nos va el enfoque toda vez que procuramos afinar exactamente el mismo.

Como resulta lógico, según nos toque en suerte una aceptable o mala unidad de SC, percibiremos con aproximadamente intensidad ese fallo de enfoque en los catadióptricos.

A dios gracias, hay una solución que nos dejará sacarnos de encima el suplicio del enfoque en los SC:

Se ajusta roscado en la parte posterior del catadióptrico, un enfocador Crayford.

Estos enfocadores no tienen el efecto de “image-shift”, o sea, no mueven el espéculo primario, sencillamente deslizan hacia enfrente o hacia atrás a través de rodamientos, el carro de enfoque que transporta consigo el ocular, la cámara, la Barlow, la diagonal, etcétera.

La técnica de afinar bien el enfoque con esta clase de enfocadores, es llevar a cabo la aproximación al enfoque, más grande que tengamos la posibilidad con el pomo o perilla de enfoque del Schmidt-Cassegrain, virando siempre y en todo momento en exactamente el mismo sentido, es decir estirando o empujando siempre y en todo momento del espéculo primario, sin mudar el sentido de giro. Con esto logramos que el peso del espéculo siempre y en todo momento se apoye en la tensión del mando de enfoque. Una vez conseguimos esa primera aproximación al enfoque acertado, tenemos la posibilidad de afinar serenamente con el mando del Crayford. Primero con el mando más grande y después (si es de doble agilidad) con el mando micrométrico de ajuste retardado (sugerido). Este mando nos dejará un ajuste especial, adelante y atrás, sin miedo a perder nuestro ansiado enfoque especial.

Asimismo debo añadir, que a lo largo de la observación y de manera especial a lo largo de buscas a un lado y a otro de la bóveda celeste, el centro de gravedad del espéculo primario, que pesa lo propio, cambia ; y en ese instante el espéculo primario asimismo se desplaza, ocasionando su desenfoque. Los Schmidt-Cassegrain de diez “ o más, acostumbran a llevar un pomo de bloqueo de espéculo, que impide que esto ocurra, con lo que los poseedores de un catadióptrico de esas peculiaridades se liberan de ese problema, pero el SC de 8 “ de Meade como el mío, no tiene ese accesorio.

No faltan astro apasionados “manitas” , que tienen la capacidad de soslayar ese inconveniente, ingresando un freno casero que impide el movimiento del espéculo primario antes aludido. Pero….tal operación necesita tener que desarmar el tubo, y se corre el peligro de que la lente correctora de adelante del SC pierda la alineación milimétrica que transporta de factoría y que si no se conoce bien lo que se hace, nos tenemos la posibilidad de cargar la óptica del telescopio. Por consiguiente, si no se es un especialista, desaconsejo completamente el desmontaje del tubo de ese género de catadióptricos, para tal fin.

Tubo del primario, donde se puede ver el largo paseo que dispone el espéculo para enfocar

Pero no todo son problemas en los SCT de 8”; ese sistema de enfoque, imperfecto como hemos descrito, tiene un paseo de enfoque increíblemente largo, el que nos deja incorporarle un montón de complementos, tanto ópticos como mecánicos, sin que llegue a perder foco en ningún instante, cosa que no tienen la posibilidad de alardear de esto, por poner un ejemplo, los refractores con un paseo cortísimo en el enfoque.

A nuestro catadióptrico le tenemos la posibilidad de meter, un enfocador como el Crayford, un reductor de focal, una diagonal, una Barlow, una Guía Fuera de Eje, un Flip Mirror, etcétera. aparte del conocido ocular y siempre y en todo momento conseguiremos foco. Esto asimismo cuenta en la opinión que hagamos en el momento de escoger un telescopio, tenedlo presente.