Elegir telescopio

Elegir telescopio, tus preferencias

La observación planetaria, de estrellas dobles y de la Luna requiere la utilización de telescopios con bastante aumentos, enorme resolución y un buen contraste; para ese género de observación el telescopio ideal es un refractor oen todo caso un catadióptrico con focal alta. Si tus opciones van en este sentido, no procures otro género de telescopios. Tanto los planetas como las estrellas dobles y más que nada la Luna, son astros de enorme iluminación y por tanto, si bien poseas el problema de mucha contaminación luminosa, podrásobservarlos con determinada tranquilidad.

En cambio, el otro género de observación , la de cielo profundocon sus nebulosas, cúmulos estelares y galaxias, cuya iluminación esextremadamente enclenque, necesita de instrumentos de enorme apertura, de granluminosidad, capaces de capturar cuanta más luz mejor por increíblemente tenueque esta sea. El telescopio conveniente para esto es un enorme reflector si piensasespecializarte en esta clase de observación claro. En ese campo sí que precisas cielos limpios y sepa de contaminación luminosa, lejos de lasfarolas, sean de localidad o de pueblo. Si no es de esta manera, no aguardes en poderver ni uno solo de los astros de cielo profundo.

Si no vas a dedicarte enteramente a cielo profundo, ni crees quevas a llevarlo a cabo más adelante, quizá lo más conveniente sería «un todoterreno», esto es un telescopio capaz tanto para planetaria como paraespacio profundo. Un reflector de focal media, entre un f/6 y un f/8 y deunos 150 ó 200 mm. de diámetro. Asimismo serviría para estos propósitos uncatadióptrico de 8 pulgadas (203 mm.).

LA RESIDENCIA

Tu telescopio no lo usarás únicamente para ver a través del ocular. Debes transportarlo, guardarlo bien a cubierto del polvo, montarlo, ajustarlo, nivelarlo y ponerlo en estación, exactamente, en el momento en que todos se organizan para reposar ydormir. Si esto para ti no resulta simple, lo siento, pero tu afición nodurará bastante, si bien tu ilusión y afición por la astronomía seaapasionada. Este aspecto, tan fácil, es obviado por varios principiantes que hancomprado gigantes telescopios y que….ocasionalmente utilizan.

Ten en cuenta que el más destacable telescopio para ti va a ser aquel que más uses. No te dejes deslumbrar por los avisos y la propaganda de «grandes aumentos» y enormes dimensiones. Ten en cuenta que un simple y práctico catadióptrico (fotografía inferior) de 70 mm, si lo empleas bastante, te puede instruir más cosmos que algún»electrodoméstico» de 400 mm, que solamente consigas desplazar y transportar.Lo que llegues a gozar y a conocer va a depender más de tu entusiasmo y dedicación que de la apertura de tu teles.

Antes de decidirte a comprar undeterminado género de telescopio piensa en todo lo mencionado. Asimismo tienes que pensardónde lo usarás, dónde lo guardarás. Considera que el tamaño del mismo, estáen proporción inversa a la distancia entre esos 2 puntos. Si tu sitio deobservación lo tienes lejos de tu hogar, no es lógico que adquieras untelescopio enorme, muy pesado, irrealizable de mover, que no te quepa ni en elascensor ni en el vehículo, o que debas bajarlo y subirlo por las escaleras de tres pisos.

Un espacio seco y ventilado va a ser perfecto para guardarlo. Si estácerca del observatorio, tanto mejor y, si está a temperatura ámbito opróxima, te ahorrarás entonces la espera para aclimatarlo y que aparezcanturbulencias y también imágenes turbias por las corrientes de aire interiores.Asimismo el cambio de temperatura te va a dar la desapacible sorpresa delempañamiento por rocío y al reves al regresar a tu hogar.

Si lo tienes guardado en algún sitio muy frío y con humedad, ten particular precaución con a lo largo de los cambios de tiempo. Si noestá absolutamente seco por la parte interior o si piensas que hay oportunidad decondensación de humedad, no lo tapes con el capuchón.

Deja abierto el tubo, sies reflector y cúbrelo con una sábana o afín. Si tienes un espacio próximo, que sea el usual para ti y que reúne las condiciones perfectas de observación,valora la oportunidad de disponer una columna, un poste de acero, o decemento. Siempre y en todo momento va a tener más seguridad que el más destacable de los trípodes y quizáte resulte más económico.

Lo mejor, lo soñado por cualquierastroaficionado es tener tu observatorio, una cúpula, un cobijo donde tengamos la posibilidad disponer permanentemente todo el instrumental y poseer en todo momento eltelescopio puesto en estación. Pero claro, no todos poseemos ni el espacio ni eldinero bastante para tener efectuado ese sueño.

LLEGÓ EL MOMENTO

Hemos tomado nota de todas y cada una de las opciones, sus pros y sus contras. Poseemos un concepto bastante claro para decidirnos a ofrecer el gran paso. Vamos a adquirir nuestro primer telescopio. Pasamos un tiempo con los prismáticos y ahora pretendemos detectar las primordiales constelaciones yestrellas. Es el instante oportuno para, con las ideas clarísimas, llevar a cabo unacompra capaz y en relación a nuestras pretensiones y opciones.

Pedimos a múltiples viviendas comerciales, catálogos del género de telescopio escogido, vamos a tener buen precaución de enumerartodas las peculiaridades del instrumento, poniendo particular atención a susmedidas y peso si vamos a transportarlo habitualmente al campo en busca decielos limpios.

En internet hay inmensidad de desarrolladores y distribuidores quevisitando sus webs, vamos a poder enterarnos de sus costes, forma de pago, caso dedevoluciones por defectos de factoría, reparaciones siguientes, etcétera. Y, claro,ahí asimismo entra la distancia entre nuestro hogar y el vendedor delaparato. No es semejante que lo debas devolver a USA que al distribuidorque está a 25 Km. de tu casa.

Si das paga y señal para la reserva de tutelescopio nuevo, jura que te den una fecha específica y determinante para suentrega. Quien esto redacta transporta aguardando la recepción de su catadióptrico5 meses y cruzo los dedos a fin de que no se prolongue otros muchos. En estas situaciones,legalmente, te tienen que dar el electrónico a los 30 días de haber efectuadoel pago si el encargo fué por correo; caso opuesto, te tienen que devolver eldinero o, en cualquier caso, conseguir tu permiso para postergar la fecha deentrega por fundamentos justificados. Creo de todas formas que hay que sopesar muybien entre la responsabilidad y servicio posventa de un preciso distribuidor y comprarexclusivamente por un precio más económico.

Asimismo, como no, están los apasionados»manitas» que se edifican sus telescopios de formaartesana, especialmente los reflectores newtonianos a los que tan apasionados sonmuchos de los astroaficionados que se animan a edificarlos, la mayoria de las veces conmonturas tipo Dobson. Los más ingeniosos, aun les introducen mecanismoseléctricos para moverlos con motores y monitorizarlos con programasinformáticos. En internet están webs que reportan con todo aspecto detodos los procesos de fabricación de los espéculos, del tubo, secundarios, etcétera. eincluso hay distribuidores de todos y cada uno de los complementos precisos para esto, incluidosprogramas informáticos que nos dan las medidas precisas de nuestro futurotelescopio con solo insertarles la distancia focal, diámetro del propósito,paseo del ocular y poco más.

Reconozco que la satisfacción personal de quienes con la capacidad de crearse su reflector debe lograr cotas altísimas. Pero serían más altas, si aparte del tiempo, entusiasmo yperseverancia en el empeño, en el momento en que hacemos cómputo en el final, nosresultara más económico una vez adquiridos todos y cada uno de los componentes que se necesitan.

LO MAS IMPORTANTE, LA CALIDAD ÓPTICA

Sé que es soliciar un irrealizable pero siempre y en todo momento quese logre pide evaluar un telescopio antes de adquirirlo. Especialmente si es desegunda mano, sin garantías. Si ello es realmente difícil, lo antes posible lo lleve a cabo tantomejor. No todos y cada uno de los telescopios de exactamente la misma marca y modelo tienen la mismacalidad óptica si bien por fuera su fachada sea idéntica. Los espéculos y/olas lentes, no tienen la posibilidad de ser fabricados en serie con una calidad ya establecida. Suacabado debe ser por manos artesanas con vivencia. Lo que nos transporta ala seguridad de que no entenderemos la calidad óptica de nuestro recién compradoteles hasta el momento en que no lo hayamos sometido a las pruebaspertinentes.

Tenemos la posibilidad de llevar a cabo unaprueba muy sencilla pero asimismo muy eficaz; hablamos de enfocar una estrellabrillante con un ocular de muchos incrementos como milímetros de abertura tenga elobjetivo. Naturalmente, nuestro telescopiopreviamente debe estar de manera perfecta colimado y, naturalmente, su temperaturatiene que ser exactamente la misma que la temperatura ámbito. Nuestra monturaineludiblemente, bien nivelada y puesta en estación lo más exacto viable. Para eludir que con laspruebas «se nos escape» del campo de visión, tenemos la posibilidad de escoger laestrella Polar. Esa se va a estar quieta. Si bien la elección mejor va a ser con unaestrella refulgente, como Rigel o Sirius.

Enfoca la estrella yuna vez pensada, desenfócala primero bajo el foco y después por encimadel foco.Observarás que con el desenfoque,se generan una sucesión de anillos alrededor dela estrella; fíjate bien en y reitera exactamente la misma operación en este momento desenfocando otra vezpor debajo y sobre foco. Debes ver exactamente los mismos anillos de difracción de esta manera que antes. Repito, fíjate bien y mira que tenga exactamente la misma forma, exactamente la misma cantidad deanillos y exactamente el mismo espesor de anillos que antes. Reitera esa operación las vecesque creas oportuno hasta asegurarte de que has sentido alguna distingue, o por elcontrario, son idénticas.

Para mejor claridad delo expuesto, sugiero no perderse el link siguiente. Es una lecciónque hay que leer muy atentamente: http://astrosurf.com/planetels/startest.htm

Si la noche que haselegido para llevar a cabo esta prueba, no es todo lo clara que sería de querer, con unmal «seeing», sería de querer que probaras otras noches hasta queesté bien clara y limpia. Ten presente que pocos telescopios pasan estaprueba. Es más, si tienes ocasión, tiene algún astrónomo aficionado conexperiencia y saca unos cuantos fotografías, antes y tras el desenfoque. Con lasfotos en la mano y comparándolas te vas a dar cuenta de si hay distingue entreellas. Es el más destacable test que consigas hacerle a tu futuro teles. Si lacomparación, tanto visual como fotográfica, te ofrece desenlaces idénticos,tienes en tus manos un telescopio con buena óptica. Si, por contra, ladiferencia entre los 2 anillos, es bastante obvia, no existe duda que la ópticano es adecuada. Pero antes de precipitarnos y sacar una conclusión determinante,probaremos otras noches con buen «seeing» y, por supuesto, nosaseguraremos que nuestro teles está bien nivelado, alineado y que esté de manera perfecta adaptado a la temperaturaambiente.

Si tras variaspruebas, la prueba resulta negativa, ahora poseemos la seguridad de que eltelescopio jamás enfocará apropiadamente y que, consecuentemente, debemos tomar lafirme resolución de modificarlo en el instante o que nos lo reparen. Cualquiermarca de telescopios que se precie, no dejará perder su reputación y atenderácorrectamente tu solicitud justificada. Ten la seguridad de que andas entu derecho a soliciar la substitución por un instrumento acertado, para eso pagas ydebes de entrenar tu derecho. Sin embargo, para más seguridad,puedes pedir la asistencia y acompañamiento de tu asociación local de astronomía, contotal seguridad que te van a apoyar y, si es la situacion, certificarán el tipo dedefecto encontrado en tu flamante telescopio al unísono que vas a poder revisar enotros telescopios de la asociación, que tal defecto no existe en los diferentesmodelos de telescopios que tienen en .

Tampoco hay queconfundir la calidad óptica de un telescopio, con la frustración que suelenexperimentar los principiantes al ver por vez primera y no distinguircolor alguno, generalmente, en la mayor parte de los astros. La calidad notiene nada que ver con esa característica del ojo humano. Para esto, me encantaaconsejaros el próximo link donde queda meridianamente abierta unaexplicación que creo aconsejable para todos, principiantes y profesionales: LosOjos.

En la promesa de queesto no te ocurra y tu teles recién estrenado ande sin inconvenientes, solo meresta desearte unas noches emocionantes de observación del firmamento.