Historia de los visores de rifle

Nuestros visores de rifle están más directamente relacionados con los telescopios refractores, cuyas primeras versiones prácticas se vieron alrededor de 1608 en los Países Bajos. Estos primeros telescopios refractores se atribuyen a Hans Lippershey y Zacharias Janssen, fabricantes de gafas y Jacob Metius. Probablemente estemos más familiarizados con el nombre de Galileo Galilei, quien se enteró de la invención en 1609 y procedió a hacer su propia versión. Los primeros experimentos para dar a los tiradores una mira telescópica se remontan a principios del siglo XVII, pero todos los primeros intentos tenían limitaciones prácticas o de rendimiento.

La primera mira de rifle telescópica documentada fue inventada poco después de 1835 por Morgan James de Utica, Nueva York. John R. Chapman, ingeniero civil, trabajó con James en algunos de los conceptos y el diseño, y produjeron la mira Chapman-James. En 1855, William Malcolm de Syracuse, NY, comenzó a producir su propia vista. Malcolm incorporó lentes acromáticas como las que se usan en los telescopios. También mejoró los ajustes de viento y elevación. Las miras de Malcolm y las hechas por el Sr. LM Amidon de Vermont fueron el estándar durante la Guerra Civil.

Las miras telescópicas fueron utilizadas con buenos resultados por ambos bandos durante la Guerra Civil. Hubo una serie de tiros dignos de mención y algunos rumores de golpes desde 1000 yardas o más. Según los informes, en Spotsylvania, el general de la Unión Sedgwick fue asesinado por un francotirador desde una distancia de 1000 yardas. La distancia real medida es de aproximadamente 550 yardas, lo que sigue siendo muy impresionante para un rifle de pólvora negra en condiciones de combate (el tirador disparó desde un árbol).

Los visores de rifle de potencia variable no se desarrollaron hasta finales de la década de 1940 y pasaron varios años antes de que fueran productos confiables tanto en rendimiento como en longevidad. Con frecuencia no volvían a cero después de ajustar la elevación o el viento y se empañaban en condiciones húmedas o simplemente por cambios de altitud. Los visores a prueba de agua aparecieron alrededor de 1960.

La introducción de visores de rifle de potencia variable también introdujo el problema de montar la retícula en el primer o segundo plano focal. En general, un visor con una retícula de primer plano focal costará más que uno con una retícula de segundo plano focal. En la óptica del primer plano focal, la celda de la retícula está ubicada en la parte delantera de las lentes que controlan el nivel de aumento, de modo que a medida que cambia el nivel de aumento, la retícula parecerá hacerse más grande y más pequeña desde la perspectiva del tirador. La retícula en realidad mantiene su tamaño en relación con el objetivo, lo que significa que la estimación del alcance, la compensación de la trayectoria y las derivaciones se pueden realizar en cualquier nivel de aumento disponible.

La disposición más común para un visor de rifle de potencia variable es tener la retícula en el segundo plano focal. Esta disposición es más económica de diseñar y producir en comparación con una retícula de primer plano focal. La segunda celda de retícula del plano focal se instala al final del tubo erector, de modo que a medida que cambia el nivel de aumento, la retícula parecerá permanecer del mismo tamaño. Esto significa que el rango preciso, las retenciones y las derivaciones solo se pueden realizar en una configuración de aumento sin algún tipo de conversión.

Los conceptos básicos del diseño del visor se han mantenido prácticamente iguales desde la década de 1960 con algunos detalles agregados, como lentes multicapa en la década de 1970 y ajuste de paralaje (solo se necesita un aumento superior a 8x), y retículas iluminadas que pueden extender los tiempos de disparo por la mañana y por la noche. La mira básica se ha mejorado en una multitud de variedades que incluyen adaptaciones del sistema militar de telémetro Mil-Dot. Cada fabricante también ha creado retículas de búsqueda de rango patentadas.

El cambio más significativo y reciente en el diseño del visor del rifle es la incorporación de telémetros láser en el propio visor. En 1997, Swarovski Optik presentó la mira telescópica de la serie LRS, el primer visor de rifle en el mercado civil con un telémetro láser integrado. El LRS podría medir rangos de hasta 600 metros (660 yardas). Las miras LRS ya no se fabrican, pero Burris y Bushnell comercializan visores con características similares pero superiores. Hay visores disponibles en todos los rangos de precios y con una gran variedad de opciones. Considere cuidadosamente sus necesidades y evalúe las opciones disponibles y encontrará un visor de rifle perfecto para usted. Si necesita un alcance de búsqueda de rango láser u otro alcance de telémetro, visite http://www.rangefinderriflescopes.com

Deja un comentario