Poner en estación

Si, pero primero vamos a meternos con la nivelación . La nivelación es algo fundamental en el protocolo de la Puesta en Estación, tanto, que sin una aceptable y precisa nivelación del trípode que sosten la montura, nuestro eje AR no funcionarácorrectamente y los cambios precedentes de los ejes de AR y óptico, no serviránpara enorme cosa.

Taco de madera o caucho

Pero antes deseguir adelante, detengámonos un instante en la parte que toca al suelo en un trípode.¿Qué sucede ahí?. Ya que sucede, que no en todos los casos poseemos la fortuna de hallar,en el momento en que vamos de observación al campo en pos de cielos limpios, un suelofirme, sólido y sin peligro de que las patas el trípode resbalen, se hundan y rompan lanivelación conseguida. Hay por supuesto, muchas maneras de solventarlo. suelollevar tres tacos de madera, con un hoyo de 1, 5 cm. de hondura, donde seintroduce la pata de goma del trípode y de esta forma eludo lo antes comentado.De manera comercial se tienen la posibilidad de conseguir numerosos tacos de caucho especialantivibraciones. Proseguimos.

En general, acostumbramos a comprar un nivel, en el caso de que no lo lleve incorporado nuestrotelescopio, de lo más económico y sin revisar su precisión. Y eso frecuenta sercausa de Puestas en Estación imperfectas, con fallos usuales y en el final,desesperación del operador que cree haberlo hecho todo bien, pero que a lolargo de la noche, verifica con impotencia como las estrellas, pese a teneruna montura, motorizada , con su GoTo y lo que se desee, no continúan en elcampo de su ocular, mas allí de unos segundos.

¿Qué ha ocurrido?, ya que simplemente que su nivel, no es todo lo confiable que deberíaser en esos menesteres.

Si fuera Columna en vez de Trípode, seguir de la misma forma, pero en estecaso imaginando las tres patas, que antes hemos marcado en la columna.
Creo era esencial esta aclaración, por el hecho de que si el nivel no está nivelado conprecisión, el fallo es viable.

¿Tenemos la posibilidad de revisar la confiabilidad de nuestro nivel?. Pordescontado que si. Hay inmensidad de métodos de comprobación, pero quizá unode los más sencillos sería emplear algo que recientemente nos encontramos empleando confrecuencia los astro apasionados: el puntero láser.

Los escenarios quesolemos emplear, tienen una longitud aproximada de unos 20 cm. Y es esa la longitudsobre la que confiamos que nuestro trípode esté horizontal. Con un puntero láser,tenemos la posibilidad de hallar que la longitud de nuestro nivel, alcance distancias muchomayores. Para esto, solo precisamos: que el piso dondese asiente el trípode esté al mismo nivel exacto que el de una paredcercana, una habitación, la salón de una factoría, etcétera.

Apoyamos horizontalmente nuestro puntero láser en la base de nuestro trípode(en teoría bien nivelado) y medimos con precisión desde el suelo hasta laboca del puntero láser. Anotamos su altura y nos marchamos a la pared de lahabitaciónelegida. A través de cintade pintor, (que no dejará huella) anotamos en la pared, la altura medida en eltrípode, a través de una rayita, señal, punto, etcétera. y a continuación ponemos enmarcha el puntero, con las debidas cautelas,y apuntamos su haz de luz hacia la marca en la pared.

Nuestro puntero láser tiene una aplicación realmente útil para nivelar.

Enseguida nos daremos cuenta si coinciden, señal y foco de luz y especialmente si nuestro trípodenecesita un nivel de más grande precisión. Por supuesto, esta prueba debe realizarseen todas y cada una direcciones para tener la seguridad de que en oposición a lo que nuestronivel nos señalaba, el trípode no está horizontal.

Podemos imaginarnos que un milímetro de desviación en un nivel de burbuja, de unos 20cm. de longitud, puede pasar de manera fácil inadvertido, pero asi mismo podemos imaginarnos que ese milímetro prolongado unos 4 ó 5 metros, puede convertirseen unos centímetros difícilmente desapercibidos. Y esa pequeña distingue,puede ser la clave para una aceptable o mala Puesta en Estación.

4-Bien, recapitulemos, poseemos nuestro teles colimado, los ejes óptico y AR ajustadosen paralelo, el Introscopio colimado y ahora en pleno campo, eltrípode con la patas bien firmes en el suelo y además de esto bien nivelado. Proseguimos.Toca en este momento integrar la montura con sus motores, a la base del trípode, que,dicho de paso, ofrecemos por sentado que poseemos de un principio bien orientadohacia el Norte, si bien sea con aproximación, a través de brújula apartándonosalgo de los elementos metálicos, etcétera. que logren influenciar la adecuada indicaciónde la aguja imantada.

Una vez colocada y apretada firmemente la montura al trípode, tenemos la posibilidad de llevar a cabo una primeraaproximación a la inclinación adecuada de exactamente la misma, para enfocar lo másaproximadamente al Polo Norte Celeste. Para esto, si ahora poseemos previamenteajustado el dial de latitud a nuestros apuntes geográficos, no nos costarádemasiado ver la estrella Polar, por el ocular del Introscopio o Buscador delPolo Norte Celeste (PNC).En el caso de que nuestra montura no disponga de dial paragraduar la elevación con alguna precisión, debemos estudiar a utilizar untransportador de ángulos, (imagen inferior) que nos va a ser realmente útil en estas situaciones.

En cualquier caso,aprovechemos que la montura en este momento no pesa bastante, sin el tubo y complementos ydediquémosle unos minutos a orientarla si bien sea de manera provisional. Luegole vamos a dar un último toque antes de ofrecer por buena la alineación polar.

En este momento vamos ainstalar el tubo óptico del telescopio, la flecha con las pesas, entonces podemosañadirle el buscador, entonces los complementos que hayamos ido a utilizar, adaptador deocular, Flip Mirror, ocular, lente Barlow, adaptador de cámaras universal,prisma diagonal, la cámara digital o la CCD, etcétera. etcétera. todo, lo quetengamos que emplear a lo largo de la sesión de observación , a fin de que entonces si tenemos que añadir algo, no debamos reajustar el balanceo y/o contrapesado.

Una vez todo instalado, firmemente apretado para eludir caídas de algún objeto especial,continuamos a balancear todo el sistema, aflojando el eje AR y manteniendo con una mano el tubo del telescopio a fin de que no se vaya a caer de repente. Conpaciencia, vamos a ir aflojando las pesas de la flecha y las vamos a ir deslizando haciael telescopio o hacia el radical de la flecha, según el peso del sistema ópticonos indique. Una vez comprobado que el telescopio alcanzó su equilibrio yno se decanta ni hacia un lado ni hacia el otro, apretamos el candado del eje ARy continuamos a llevar a cabo exactamente la misma operación con el eje DEC.

En este caso deberemos aflojar las perillas de ajuste ubicadas bajo el tubo y también irdeslizando el tubo hacia enfrente o hacia atrás, hasta hallar el mismo equilibrio en los dos sentidos, una vez logrado tenemos la posibilidad de apretar las perillasdefinitivamente. Ahora poseemos el sistema equilibrado y listo a fin de que los motoresno padezcan ni ralentizaciones ni acelerones y nos equivoquen al buscar o centrarun objeto.

5- Ahora nos queda poco para acabar. Vamos a enfocar de manera precisa por el Introscopio,el Polo Norte Celeste, Para esto, al menos en mi caso, debo girar 90ºa la izquierda el eje DEC, para dejar libre el visor del Introscopio y poderenfocar la estrella Polar y de esta forma alinear el PNC.

Al ver através del Buscador de la Polar o Introscopio, observamos que tiene unaretícula central (cruz) con un área graduada de 40’ y 60’, en la mitad de los cuales, tiene un circulito donde teóricamente deberíamos alojar la estrellaPolar. Este dibujo o retícula está destinada a los observadores del hemisferio Norte, para los observadores del hemisferio Sur, hay preparado un dibujorepresentando las 4 estrellas de Octanis, Sigma, Tau, Chi y Epsilón, que tienenque empatar o llevar a cabo encajar la figura con las estrellas mentadas.

Prosigamos con elNorte. Poseemos claro, que la + (cruz) de la retícula nos señala la posicióndel Polo Norte y que la estrella Polar debería centrarse en el circulito situada entre los números 40’ y 60’, y digo debería, por el hecho de que poseemos quetener presente que nuestro eje polar, Tierra Polo Norte, padece una variaciónen su trayectoria que desplaza de su sitio frecuente la ubicación de laestrella que nos sirve de referencia.

Estos desplazamientos, llamados precesión, y nutación (dibujo superior) son elbalanceo y cabeceo que la prolongación del eje de la Tierra exhibe con relaciónal Polo Norte. Por tanto, la ubicación de la estrella Polar, varíade año en año y si deseamos acercarnos lo más bien que se pueda a esa buena puesta en estación, hemos de estar alerta a su situación de hoy para conseguirlo de manera exitosa.(ver dibujo inferior).

Campo de un ocular de Introscopio. Situación de hoy de la Polar.

Por consiguiente,sabiendo dónde situar precisamente en la retícula la imagen de la Polar,vamos a desplazar poco a poco las llaves T de Latitud o elevación, hasta dejarcentrada o a su lado la estrella Polar. Entonces, si es requisito, moveremos lasperillas de acimut, ubicadas en la base de la montura y desplazaremos lentamenteen horizontal todo el sistema óptico, hasta el momento en que tengamos la posibilidad situar con precisión enel punto exacto la Polar. Una vez logrado, apretamos las dos llaves T y lasperillas de azimut a fin de que no tengan juego ni se logren desplazar y nos disponemosa llevar a cabo el último ajuste que nos queda.

Poseemos ajustado el Introscopio y como es de aguardar, asimismo el tubo del Telescopio cuandoalineamos los dos ejes, por consiguiente poseemos apuntando y visualizando en ambossistemas el Polo Norte. Para una más grande precisión, tenemos la posibilidad de cambiar lavisualización a través del telescopio, empleando un ocular de mayoramplificación, reticulado y también iluminado.Nosfalta por alinear elbuscadorsituado sobre el tubo. Normalmente estos pequeños telescopios, llevan 2grupos de tornillos, tres enfrente y tres detrás, para lograr apuntarcorrectamente a nuestro primer propósito. Su centraje necesita toda nuestrapaciencia y atención. Su adecuada alineación nos va a ser realmente útil, para centrarobjetos astronómicos y poderlos ver entonces a través del ocular deltelescopio.

Por tanto observaremos mediante y fijándonos en la retícula que acostumbran a llevar,vamos a proceder a desplazar primero un conjunto de tornillos y después para aproximación elotro conjunto, hasta dejar centrada en la cruz que llevan, ciertos con iluminación,la estrella Polar, y por tanto el Polo Norte Celeste.

Una vez tengamosen los 3 sistemas exactamente la misma imagen, tenemos la posibilidad de decir que poseemos de entrada laAlineación Polar conseguida con precisión.

Entonces será cuestión, si poseemos montura motorizada y/o con GoTo, finalizar la Alineacióncon 3 estrellas, que con escasos detalles de centrado nos transporta a una precisaPuesta enEstación.

Todo está próximo para conectar el AutoStar y iniciar la alineación de 3 estrellas, pero..un instante…me estoy acordando de que hace cierto tiempo que toda vez que coloco en estación el telescopio, la puesta me sale mal con la 3ª estrella, quedando la mayor parte de las ocasiones fuera del campo del ocular o fuera de la pantalla LCD de la réflex y esto, honestamente me fastidia bastante por el hecho de que no sé porqué sucede. Da la sensación de que falla la nivelación y esa deriva me saca la 3ª estrella fuera del campo del ocular. Voy a comprobar en el dique seco (en el balcón de casa) todo el desarrollo a conocer si consigo saber donde se cuela esa supuesta desnivelación que entonces repercute en la búsqueda y centraje preciso de los astros.
1º- Voy a situar el trípode alineado hacia el norte, entonces lo nivelo por 3 ocasiones, una por cada pata y una vez logrado proseguimos con el montaje.


2º- Le toca el momento en este momento a la montura. La coloco sobre el trípode, se oprimen los tornillos de anclaje al trípode y como observamos en la fotografía, los 2 «escenarios caseros» señalan que prosigue nivelada. Es de justicia en este momento, agradecer a un óptimo amigo que me sugirió colocarles estas 2 burbujas para supervisar en todo instante que la nivelación proseguía íntegra. Con 2 burbujas extraídas de un nivel económico de «todo a 1 €», con algo de pegamento instantáneo poseemos algo que debería venir de serie en todos y cada uno de los telescopios. Gracias Salvador Antón.


3º- Más allá de que los 2 escenarios caseros, Este y Sur me van a dar cuenta instantánea de la pérdida de nivelación, decido marcar con rotulador de tinta indeleble la junta telescópica de cada pata del trípode para tener perseverancia de como pata és la que me falla, ya que sospecho que esa viable pérdida de nivelación se genera en ese punto de regulación de altura del trípode, otro punto no se me sucede.


4º- Comienzo a ponerle peso a la montura, observemos qué sucede. Coloco la flecha y ámbas pesas, 4 Kg. cada una mas la flecha y a continuación el telescopio, 5 Kg., entonces el enfocador Crayford y sobre el teles el buscador con su prisma acodado y su ocular reticulado y también iluminado, entre los dos 1,5 Kg. precisamente, proseguimos poniéndole peso a la montura.
Tras el enfocador Crayford, le prosigue (estoy en foco primario) la réflex a la que antes le he insertado el anillo MF-1 y el T-2 con el adaptador a rosca, para acople al telescopio. Otros 600 gramos más.


5º- Me toca llevar a cabo el balanceado y contrapesado para compensar la estabilidad del peso del eje motor.
El contrapesado se hace simple, es suficiente con mover las pesas poco a poco hasta revisar que con el revés del dedo meñique puedo desplazar de manera fácil el telescopio y no se desplaza ni a un lado ni hacia el otro. Está de manera equilibrada.
Con el balanceado, ahora debo añadir a la parte frontal del telescopio unos cuantos pesas pequeñas a fin de que el tubo del catadióptrico quede bien equilibrado. Otros 500 gramos más.
Bueno, la montura ahora transporta a cuestas sus buenos 16 Kg. Me da la sensación de que le sobran varios, pero es lo que hay, mientras que aguante…proseguiré probando. De ahí que siempre y en todo momento sugiero comprar una montura sobredimensionada.


6º- En este momento si, ahora veo que tras los contrapesados y balanceados, los escenarios han variado. Específicamente el nivel ubicado en el Sur de la montura se ha inclinado hacia la derecha lo que señala que la pata del Sur-Oeste se ha deslizado hacia abajo. Lo verifico visualmente y, ciertamente la marca de rotulador de tinta indeleble solamente se divisa esconde entre la junta. Prueba irrefutable de no he apretado las tuercas de esa pata del trípode lo bastante y que el peso de todo el conjunto causó el desnivelamiento que marcan los globos de nivel.


Conclusión, en este momento debo controlar esos escenarios toda vez que salga de observación y deba poner en estación todo el conjunto. Quisiera que de esta manera, desaparezca esa latosa puesta en estación y logre que los astros queden centrados en el campo del ocular.
De cualquier manera, tengo claro que por la naturaleza mecánica de toda montura, por cara que sea, engranajes, tonillos bisinfín, etcétera. desajustes propios del desgaste, la precisión que pretendemos en las monturas es pura utopia.

Por ahora, la máxima precisión que conseguimos conseguir es con el sistema de autoguiado con su programa pertinente que va compensando de forma automática todos y cada uno de los errores mecánicos, de backlash, de fallo periódico, etcétera. y de este modo la cámara va siguiendo fielmente al astro escogido compensando la rotación terrestre a fin de que la fotografía no salga movida con largas exposiciones a través de cámaras CCD.

Prosigamos..

Hay variasformas de poner un telescopio en estación, ciertas sin ver la Polar, bien seapor la situación local que disponemos, inmuebles altos, árboles o unainoportuna montaña que nos tapa la visión de la estrella del Norte.

Otra manera muy precisa y muy seguida por astro apasionados de todo el planeta, es el métodode la deriva, asimismo llamado Bigourdan, tanpreciso que ciertos aseguran hallar hasta 40 minutos de permanencia de unobjeto en el campo del ocular sin desviación alguna. Hay inmensidad de websdedicadas a estas maneras de poner en estación, por lo que no creo preciso añadiruna más. Adjunto 2 links en los que se puede revisar la amabilidad de tal procedimiento.

Mi intencióncon esta descriptiva operativa fué, llevar a cabo hincapié en unos datos previos que sí son obviados por la mayor parte de webs y de los que solamente hay mención sobre la manera de arreglar exactamente los mismos, que las más de las ocasiones pasan inadvertidos.