Tipos de Telescopios

En la gama de telescopios del mercado, se proponen en la actualidad, 3 clases bien distinguidas de telescopios: el más viejo, el refractor, entonces el reflector y para finalizar poseemos la clase del catadióptrico, claro, existen algunas clases más, pero son derivadas de los precedentes. Cada uno tiene sus pros y sus contras, sus virtudes y sus problemas. No existe el electrónico ideal. Hay que elegir el más conveniente a nuestras opciones y preferencias.

Tipos de telescopios, El refractor

Este tipo de telescopio se distingue por su tubo largo y angosto. En la boca del telescopio transporta guardada la lente primordial, la que recoge, comprime y enfoca el haz de luz recibida hasta el ocular. Su calidad puede cambiar desde una óptica pésima hasta una buenísima. Los que acostumbran a venderse en Guardes y Enormes superficies, con propaganda exagerada, probada en el capítulo previo, por norma establecida, dejan bastante que querer. Tanto su calidad óptica, en ocasiones de plástico, como las monturas, muchas con holguras, desajustes y poca seguridad, previenen las mas de las ocasiones, poder centrar en la meta algún astro, ni siquiera por unos segundos. Si la proporción de dinero que piensas gastarte, solo te deja este género de telescopio de juguete, es conveniente que te lo gastes en unos prismáticos. Te van a dar mas satisfacciones.

¿Que tienes uno como esos, de mala calidad? ¡Paciencia! Haz de tripas, corazón y considera que Galileo Galilei estaría ido de contento con uno de esta forma. Coloca tus esperanzas al mínimo, ármate de paciencia y si te brotan inconvenientes, di en voz alta»-La culpa no es mía»-. Tras todo, no todos tienen un presupuesto espléndido y tuvieron que apañarse con refractores pésimos de enormes guardes. Para elementos refulgentes, no dan inconvenientes por su sencillez de hallar.

Pero no todos y cada uno de los refractores son pésimos. Solo es cuestión de ir las tiendas preparadas, buscar y abonar por el valor estipulado. Existen muchas viviendas comerciales, cuyos diseños ópticos a partir de múltiples lentes, les permitió prestar al usuario ciertos modelos excelentes y asimismo hay que decirlo, muy costosos. Sus cristales a partir de BK-4, o Fluorita, más los llamados «apocromáticos», proponen imágenes sorprendentemente limpias y abiertas. Esta calidad, como resulta lógico, viene acompañada de unas monturas de alta definición, solidez y precisión.

Virtudes de los refractores.

1-No necesitan ningún género de cuidado.

2-Al tener el tubo sellado por la lente primordial y el ocular, no tienen corrientes de aire interiores, ni polvo que ensucie la imagen.

3-No tienen inconveniente de obstrucción de luz, por consiguiente, buen contraste de imagen.

4-Normalmente son de focales largas, (f/12 a f/15), por consiguiente, enormes campos visuales y también imágenes muy limpias.

5-Muy correctos para planetaria, Luna y estrellas dobles.

Desventajas de los refractores

1-Los de alto rango, su valor por pulgada es carísimo, bastante mas que otra clase de telescopios.

2-Siendo de focal alta, son largos y pesados para moverlos.

3-El espéculo diagonal erector, tras el ocular, cambia la imagen derecha por su izquierda, lo que hace difícil la lectura de mapas o atlas.

4-Acostumbran a padecer de aberración cromática, se muestran colores falsos en los bordes del propósito.

5-Su pequeña apertura, desde 3 a 5 pulgadas, salvo el de 6″, los hace inapropiados para ciertas visualizaciones astronómicas. Ciertas nebulosas y galaxias muy lejanas, se ven muy enclenques, si se ven.

El Reflector

Desde la segunda mitad del pasado siglo, hacia 1960, el telescopio reflector fué ganando seguidores. Su composición se apoya en un enorme espéculo cóncavo y pesado, en vez de lentes, para lograr recibir el máximo de luz. Este haz de luz es devuelto al espéculo secundario, ubicado cerca de la boca el telescopio, el que la manda al ocular, ubicado en un del costado del radical superior. Recibe considerablemente más luz, por dinero gastado y es muy habitual entre los apasionados. Muchos son los que se animan a crearse mismo su telescopio reflector Newton, popular de esta manera, por ser su inventor el popular matemático Sir Isaac Newton. Hay un tipo particular de reflectores, llamados Dobsonianos, por su simple, económica y robusta montura, por norma general de madera, que hace de este género de reflectores entre los más económicos del mercado. Tienden a ser de aperturas espléndidas, no capaces para rastreo sideral sino más bien se les ajusta los motores de rastreo.


Virtudes de los reflectores

1-Con exactamente la misma inversión, tienen más grande diámetro de apertura.

2-Sin contar el importante ocular, solo tiene 2 superficies ópticas, (espéculos), al no atravesar la luz ninguna lente, está más libre de deficiencias.

3-Su centro de gravedad es más bajo, lo que deja monturas más equilibrados y robustas.

4-La imagen no se observa invertida a raíz del número par de espéculos.

5-Al tener el espéculo en el fondo del tubo, este tiene menos posibilidades de empañarse con el rocío.

6-Su construcción es muy simple, lo que lo realiza muy habitual entre los astro-apasionados.

Desventajas de los reflectores.

1-Necesitan más cuidado y cuidados.

2-Por realmente bien que se cubran siempre y en todo momento les entra polvo por el tubo abierto. A lo largo de su almacenaje, es fundamental resguardarles el espéculo.

3-Los reflectores precisan ocasionalmente, realineamientos de los espéculos, esto es, colimación. Es una labor fácil, si bien no complazca.

4-Tienen que aluminizarse, cada periodo de entre 5 a 20 años, según la región de vivienda. Si está cerca del mar, con más continuidad.

5-Antes de las visualizaciones, resulta conveniente adaptar la temperatura del reflector con la exterior, para eludir turbulencias internas.

6-Tiene con limite el campo de buena definición. A bajos incrementos, el borde del campo visual padece distorsiones de imagen, llamados «coma».

7-Con focales de menos f/5, la obstrucción del espéculo secundario es algo más grande y educe el contraste.

8-De todas formas con focales cortas, ciertos oculares no trabajan apropiadamente, y el sistema óptico se descolima.

Tipos de telescopios, El Catadióptrico

La composición del telescopio catadióptrico está compuesta en términos en general, de una lente correctora en la boca del telescopio, que manda el haz de luz recibido al espéculo ubicado en el fondo del tubo; este espéculo transporta incorporado en su centro un orificio o orificio de un tamaño calculado. El haz de luz es reflejado hasta otro espéculo, (el secundario) que paralelamente regresa a reenviar el haz de luz, comprimido hacia el orificio del primario, ahí es recogido por el ocular o por el espéculo diagonal y de ahí al ocular. Hay numerosos diseños de catadióptricos, el más frecuente y utilizado es el modelo Schmidt-Cassegrain. Puesto en venta en la década de los 70, se realizó muy habitual entre los astroaficionados por múltiples virtudes que resaltamos a continuación:

VENTAJAS DE LOS CATADIÓPTRICOS

1-La primordial es su enorme portabilidad, su achicado tamaño y su sencillez de transporte.

2-Los Schmidt-Cassegrain se tienen la posibilidad de llevar en una caja de madera, simple de llevar con una mano. El trípode y montura, van separadamente.

3-Llenan muy poco espacio para guardarlos. La caja entra de manera perfecta en algún armario y en el maletero del vehículo.

4-Los espéculos quedan protegidos de polvo y corrientes de aire al estar el tubo sellado.

5-Su robusta construcción, le contribuye los mínimos inconvenientes de colimación.

6-La precisión de su rastreo sideral es facilitado por el poco peso del tubo.

7-El rastreo para astrofotografía es considerablemente más simple.

8-Es más extenso su campo visual, relacionado con los reflectores Newtonianos.

9-Su sistema óptico de espéculos parabólico cóncavo y también hiperbólico convexo, suprime la aberración esférica.

diez-Ciertos modelos de catadióptricos llevan controles electrónicos muy complejos, que son opcionales en monturas para Schmidt-Cassegrain, para utilizar en astrofotografía y/o cámaras CCD. Los más modernos con oportunidad de supervisar su desempeño desde el pc.

DESVENTAJAS DE LOS CATADIÓPTRICOS

1-El haz de luz debe pasar por más superficies ópticas, aparte de una placa correctora, que anula el defecto de «coma».

2-En las visualizaciones planetarias se hace ver que su imagen es algo menos clara.

3-Su carestía se calcula en un 40% más que un newtoniano de exactamente la misma apertura.

4-La imagen se ve invertida a consecuencia de utilizar un espéculo diagonal.

5-Hay protestas de la imprecisión del mecanismo de enfoque.

6-Algún reparación, significa tener que remitirlo a factoría.

Tipos de telescopios, Opciones modernas

Los modernos modelos de Schmidt-Cassegrain tal como ciertos modelos de refractores y Schmidt-Newtonianos, llevan como opción incorporada, motores robotizados, controlados por computador con una larga banco de información de 30.000 o más elementos celestes. Una vez puesto en estación, y pensado para 2 o tres estrellas, el telescopio apunta de forma automática a algún objeto que se le solicite, insertándole las coordenadas antes. Esto posibilita la práctica de la astronomía. Desde tu habitación, enfrente de tu computador, puedes contemplar el firmamento, escoger la nebulosa, galaxia, o cúmulo que gustes y fotografiarlo, sin tener conocimiento de su localización en el cielo.

Es obvio que la astronomía del futuro se orienta hacia los ordenadores y sus sin límites virtudes. Es lógico que los más viejos observadores no sean incondicionales de estas técnicas por el hecho de que piensan que se impide la educación a los principiantes, sin la necesidad de recordar la situación física de los elementos celestes. En lo personal pienso que es erróneo nadar contra corriente y si los avances en tecnología dan más instrumentos para lograr disfrutar de la astronomía con más intensidad, más grande va a ser el número de apasionados que se deleitarán con la contemplación del cosmos.

LA RELACIÓN F/D

En todos y cada uno de los diseños de telescopios, hay diferentes relaciones de f/D. La relación f/D da la clave de la iluminación de un telescopio. Tenemos la posibilidad de entender la relación f/D de algún telescopio, si dividimos su longitud focal por el diámetro del mismo. Asimismo conocemos por apertura, el diámetro de la lente más grande en un refractor, y/o del espéculo primario en la situacion de los reflectores o catadióptricos. A esa lente o espéculo más grande son conocidos como propósito. Tenemos la posibilidad de comprender la distancia focal de un preciso telescopio midiendo desde la meta o lente más grande, hasta el foco, o sea hasta donde está el ocular. Como un ejemplo vamos a citar un refractor de 70mm de diámetro u propósito y una distancia focal de 700 mm. su relación f/D sería, como resulta lógico de f/diez. Un reflector de 200 mm de apertura y una distancia focal de 1000 mm, va a tener una relación focal f/D de f/5. De este modo, asimismo un catadióptrico de 203mm de diámetro con una distancia focal de 2032 mm, tiene una relación focal de f/diez.

Llegado este punto, quisiese aclarar un criterio paradójico que puede conducir a confusión: Si observamos el esquema óptico del catadióptrico, (imagen superior) nos ofrecemos cuenta que, según el gráfico, la distancia focal aparente de un catadióptrico sería como bastante el doble de su longitud, o sea 500 mm X 2= 1000 mm., si entonces dividimos esa distancia focal aparente por su diámetro, nos daría un relación f/D de 4,9 (1000:203=4,9) lo que no coincide con los datos que hemos mencionado en el parágrafo previo. ¿Qué sucede? Ya que simplemente que en los sistemas formados por 2 lentes o 2 espéculos separados entre sí, la distancia focal eficaz del sistema, es igual al de una lente delgada semejante, con exactamente la misma abertura de entrada y que genera una haz de luz refractado convergente, con exactamente el mismo ángulo que el de un sistema de 2 elementos como el del Schmidt-Cassegrain, compuesto por el espéculo primario parabólico cóncavo y el secundario hiperbólico convexo, donde se consigue el beneficio de remover la aberración esférica, tanto el en foco primario como en el secundario.

Para una mejor entendimiento de lo expuesto, la imagen inferior nos ofrece un concepto clarísima de la longitud real de la distancia focal eficaz en los sistemas Schmidt-Cassegrain.

Se puede revisar esta paradoja óptica, aplicando la próxima fórmula:

Feq= [( f1 + f2) / f1] + f2 -d

Feq = [(f1 + f2) / f1] + f2 – d

teniendo en cuenta sea:

Feq= la focal semejante del grupo de los 2 espéculos= ………….2.031,9486 mm.

f1 =focal del espéculo primario ………………………..2.032,0mm

f2= focal del espéculo secundario ……………………..2.329,8mm

d =distancia entre los 2 espéculos ± ……………. 300,0mm

Que deja conseguir un Telescopio de medidas reducidas y de forma fácil transportable con tubo del grupo óptico de ± 450mm, en el momento en que de todos modos debería tener ± 2032mm para un Ø 203,2mm y por consiguiente a F10 de 8″ Ø de propósito.

Idéntica conclusión para cuyos objetivos sean: 254mm F10 de diez» Ø – 279,4mm F10 de 11″ Ø – 406,4mm F10 de 16″ Ø, cuyos cilindros serían respectivamente de 2540mm, 2794mm y 4064mm, etcétera.

Con estos ejemplos, deducimos que a más grande relación focal o f/D largas, menor es el campo visual que da el telescopio y a la inversa, cuanta menor es esa f/D, el campo aparente en el ocular, es más grande. Asimismo son conocidos como, según esa relación focal, telescopios pausados, a los de extendida f/D, y telescopios veloces a los de f/D cortas.

De este modo, podríamos decir en relación a los reflectores que si su rango está entre 7 y diez, es correspondiente para planetaria, Luna y estrellas dobles. Si su rango es veloz, entre 4 y 6, va a ser conveniente para cielo profundo, nebulosas, galaxias, etcétera. Asimismo es verdad que los reflectores de baja relación focal, menos de 5, acostumbran a tener menos contraste a raíz del incremento de tamaño del espéculo secundario, además de esto las distorsiones se hacen patentes en el borde del campo visual, mostrándose un pequeño alargamiento de la imagen, llamado «coma». De paso, todo el sistema óptico, es más sensible a pequeños desajustes, precisando ocasionalmente, su ajuste o colimación. Su fabricación a baja relación f/D, es más dificultosa, precisando de mejores oculares para lograr conseguir imágenes buenas. Esta es la causa de que un reflector con f/4, no superará la nitidez de un f/8 de igual calidad. Al tiempo un reflector de relación focal media, de f/8, es un «todo lote», capaz tanto para planetaria para cielo profundo; siendo esta, por consiguiente, entre las relaciones focales preferidas por los apasionados a la astronomía.

No debemos olvidar tampoco un aspecto fundamental de los reflectores; su portabilidad. Un f/8 va a ser el doble de largo que un f/4 y va a haber que meditar en esto asimismo si deseamos transportarlo habitualmente al campo en el vehículo. Un reflector de 250 mm de diámetro y f/4, no llega a 1.20 m de largo y vamos a poder llevarlo sin inconvenientes en el maletero del vehículo. En cambio un reflector de relación focal extendida, de 250 mm y f/8, tiene prácticamente los 2.diez m de largo y forma un inconveniente el poderlo llevar a cielo abierto huyendo de la contaminación luminosa.

Los refractores acostumbran a tener un diseño de relación focal extendida, entre 12 y 20, lo que les transforma en muy apropiados para planetaria, Luna y estrellas dobles. No posee espéculo secundario, lo que los transforma en muy limpios de imagen, con bastante contraste si bien su apertura no frecuenta sobrepasar los 150 mm de diámetro.

Para resumir, como afirmamos al comienzo, no existe el telescopio ideal. Debemos seleccionar el más conveniente a nuestras opciones, pretensiones y presupuesto. El telescopio que más emplees, si bien sea un pequeño Maksutov, ese va a ser el más destacable telescopio para ti.

De nada te sirve adquirirte un colosal reflector o un muy largo refractor, si para ver exactas sacarlos en excursiones astronómicas por semana, intentando encontrar cielos oscuros y limpios, y del que lo mas posible, es que termines cansándote de transportarlo, cada fin de semana.